Mi nombre es Carlos, y he sufrido problemas de ansiedad hasta hace apenas cinco años. He sufrido fobia social, agorafobia, y trastorno-obsesivo compulsivo, con lo que los elevados niveles de ansiedad han sido durante muchos años algo habitual en mi vida. Esto me ha causado muchos problemas a nivel familiar, social, y laboral, y ha marcado fuertemente el rumbo de mi vida.

Tras años de esfuerzo y terapia psicológica, he conseguido curarme, y puedo decir que por fin he conseguido ser feliz. Sé perfectamente hasta qué punto la ansiedad y las conductas de evitación (el hecho de evitar aquellas situaciones que desencadenan los elevados niveles de ansiedad), es algo que puede arruinar la vida de una persona. Al menos en mi caso, puedo decir que fue así.

Mi curación fue posible gracias a la ayuda de mi psicólogo, al que le estoy eternamente agradecido, y también a mi fuerza de voluntad. Por el aprendizaje que he podido sacar de mi propia experiencia, lo más importante que puedo decirte, es que busques ayuda profesional. Curar la fobia social no es como curar un catarro, no es como cuando te tomas pastillas y dejas que estas te curen. En la fobia social, eres tú el responsable de curarte a ti mismo, y ello solo se consigue cuando uno se compromete plenamente a seguir la terapia psicológica y llevar a cabo todas las indicaciones del psicólogo.

Ese es el consejo más importante que puedo darte, y que aunque parezca algo simple, o algo evidente; es necesario que entiendas que es la única decisión que puede llevarte a superar totalmente el problema y conseguir una vida en la que ser feliz, en la que ser libre. En esta web se indican algunos psicólogos que yo recomiendo. Mi deseo es que esta web sea un apoyo a las personas con fobia social; y muy especialmente que sea un elemento que ayuda a las personas a asumir que es necesario acudir a un psicólogo y comprometerte con la terapia.